Se veía venir. La Real venía jugando peor y, sobre todo, se estaba dejando puntos en partidos que parecían asequibles. El miércoles se demostró que no era casualidad; al equipo vasco le eliminaba el Lleida, un segunda B que le metía tres goles en media hora, y en Anoeta,...